MIRADA REGIONAL

Internos trabajan en su reinserción como expertos panaderos

Tras 4 meses de preparación, 12 internos del Centro de Educación y Trabajo (CET) de La Pólvora, de Gendarmería, se certificaron como panaderos a través de un curso desarrollado por Sence en el marco de Proyecto +R, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, destinado a entregar nuevas oportunidades a través de la capacitación y colocación laboral a personas que han estado privadas de libertad.

 

Cabe destacar que, debido a que este CET produce a diario una gran cantidad de kilos de pan gracias a la moderna maquinaria con la que cuenta, los alumnos, además de certificarse, han ido adquiriendo experiencia en la fabricación de productos, lo que le asegura una previa experiencia a las panificadoras que se interesan en contratar su mano de obra.

Respecto al curso, el seremi de Justicia y Derechos Humanos, José Tomás Bartolucci, señaló que “esta capacitación en panadería significa un paso importante de reconocimiento del trabajo y dedicación que han puesto 12 personas privadas de libertad con el sueño de salir adelante y generar nuevas oportunidades para sus vidas y las de su familia”.

Agregó que, además, “proyecto +R considera un conjunto de intervenciones para personas que, por algún motivo, están hoy día bajo la custodia de Gendarmería, y también hacemos un llamado enérgico a los empresarios y emprendedores de la región de Valparaíso, para confiar en el Proyecto +R, que está entregando nuevas y mejores herramientas a personas privadas de libertad para que puedan reinsertarse en el mundo social y laboral, para que puedan salir adelante con sus familias a través del trabajo, y ser un verdadero aporte para la sociedad”.

Para el coronel Alejandro Troncoso, director regional de Gendarmería, cada hito en reinserción social constituye un evento importante “y en este nuevo proyecto de +R, impulsado por el Gobierno, por el Ministerio de Justicia, a través de una alianza estratégica con Sence y los privados, permite no solamente la capacitación, sino la ocupación laboral que, indudablemente, genera la posibilidad de que nuestros usuarios tengan la primera colocación laboral que es una de las mayores complicaciones que tiene nuestra gente cada vez que egresan en libertad o a través de alguno de los beneficios, y esta es como una primera llave que abre la puerta a una carrera laboral en el ámbito externo”.

Finalmente, el director de Sence, Alejandro Villarroel, tras la certificación señaló estar “contentos con esto, esperando que la gente se incorpore al mundo laboral. Esperamos seguir en esta alianza con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y por supuesto apoyando a uno de los sectores que más le cuesta encontrar trabajo como lo es a la gente privada de libertad”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar